La Nevera de Microondas

Resultado de la primera prueba. No se deje confundir por la etiqueta, en realidad es "rellenada"

“Igual que muchos de los grandes inventos que hoy son comodidad y mañana necesidad, el HORNO DE MICROONDAS es, de hecho, un subproducto de otra tecnología. Fue durante el curso de un proyecto de investigación relacionado con el radar, alrededor de 1946, que el doctor Percy Spencer, ingeniero de la Raytheon Corporation, notó algo muy peculiar. Estaba probando un nuevo tubo al vacío llamado magnetrón cuando descubrió que un dulce que tenía en su bolsa se había derretido. Intrigado y pensando que quizá la barra de chocolate había sido afectada casualmente por esas ondas, el doctor Spencer hizo un experimento. Esta vez colocó algunas semillas de maíz para hacer palomitas, cerca del tubo y, permaneciendo algo alejado, vio con una chispa de inventiva en sus ojos cómo el maíz se movía, se cocía e hinchaba y brincaba esparciéndose por todo el laboratorio. A la mañana siguiente, el científico decidió colocar el magnetrón cerca de un huevo de gallina. Le acompañaba un colega curioso, que atestiguó cómo el huevo comenzó a vibrar debido al aumento de presión interna originada por el rápido incremento de la temperatura de su contenido. El curioso colega se acercó justamente cuando el huevo explotaba, salpicándole la cara con yema caliente, i quien no salía de su asombro! El rostro del doctor Spencer, por el contrario, se iluminó con una lógica conclusión científica: lo acaecido a la barra de chocolate, a las palomitas de maíz y ahora al huevo, podía atribuirse a la exposición a la energía de baja densidad de las microondas. Y si se podía cocinar tan rápidamente un huevo, ¿por qué no probar con otros alimentos? Así comenzó la experimentación.” Esto lo tomé de Wikipedia, pero ahora viene lo mío.

Mi amigo Marco inventó la nevera de microondas. El se percató  que muchas veces necesitamos enfriar una cerveza rápidamente (¿quién no ha sufrido en los establecimientos que expenden cerveza en nuestro país porque la cerveza en esos bellos refrigeradores de puerta transparente está “casi al tiempo”?) y nada mejor que tener un aparatico en el que caben unas cuantas botellas, Usted manipula un tecladito y le da los minutos adecuados para que salgan las botellas “casi al congelarse”. Marco no es un tipo egoísta, enseguida compartió conmigo el invento, y claro me dio una pequeña participación. Como el fuerte de él es el software, me dejó los detalles ingenieriles a mí, que con los años me he convertido en ingeniero de radar y por tanto un conocedor de las microondas y su efecto.

Enseguida nos dimos a la tarea de elaborar un fundamento teórico para nuestro aparato. El horno de microondas calienta porque las moleculas de agua se polarizan con el campo de las microondas, y como este es alterno, al variar constantemente su orientación, ese movimiento libera energía en forma de calor. Pues bien, estudiando el asunto nosotros (bueno ya saben el invento es de él, yo solo lo ayudo) pensamos que si actuamos al contrario, podemos inmovilizar las moleculas de agua, y llevarlas a un estado de reposo que les haga bajar su temperatura, es decir, reducir su movimiento. Para esto lo primero que hacemos es sensar su dirección de movimiento (de cada molécula) y generar un campo de la misma dirección y sentido inverso que se oponga al movimiento.

El primer prototipo ya lo tenemos funcionando, pero resulta grande y consume mucha energía. Sí, ya sé que eso de momento no es comercializable, pero sigan leyendo en la Guikipedia, para que vean el primer horno de microondas también era de 1.60 m, y 80 kg de peso,no obstante a eso, hubo un restaurante de Boston que lo puso a pueba. Nuestro prototipo se está probando en una paladar del fondo de Florat (mi barrio natal donde aun tengo amigos que se arriesgan por mi). Conste que estoy usando un magnetrón que ya no sirve para el radar, no he malversado nada.

Creo que ya llegó el momento de hacer público nuestro invento. El próximo verano ya veré hasta los más incrédulos encargándonos un equipo, sí, porque funciona bien hasta con las cervezas “rellenadas”.

Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a La Nevera de Microondas

  1. Zenia dijo:

    Oye yo tambien quiero uno asi o ya mejorado, me alegro mucho por todas esas neuronas que no paran de moverse y generan grandes inventos

    • meteoradar dijo:

      No te preocupes prima, tu también eres de Florat, de mi misma casa natal (ahora que todos ustedes se han ido deberían hacer un museo ahi, jajaja), te garantizo un apartico de esos para la cartera.

  2. Pedro Manuel dijo:

    Voy en esa, te reservo el puesto de director comercial de la empresa, también puedo invertir, sabes bien que siempre me ha gustado la ciencia ficción, oye Fanti y el cuadrito magenta ese no lo puedo cambiar, tendría que darle los atributos de facebook y hay que esta tapiñado jajajaja que el gran hermano te esta mirando y escuchando jejejejeje

  3. Pedro Manuel dijo:

    Oye te voy a dar un poco de publicidad en Twitter, pero recuerda que el puesto de director comercial es mio jajajajaja

  4. Pedro Manuel dijo:

    Coño y donde se metió mi comentario anterior, que le habrá pasado a las guías de onda, se habrán tupido jejejejeje

  5. Yordanis_hlg dijo:

    Me parece excelente la idea de las cervezas frías al minuto… Ya a unos muchachos se les ocurrió llenar los vasos desechables por el fondo y es muy rápido…

  6. yosvanis-hlg dijo:

    Es una exelente idea espero que los tomen en serio y les abran las puertas para su fabricacion, les deseo suerte, porque es facil encontrar las pizzas frias y las cervesas calientes, saludos

  7. Luis Mompié dijo:

    Hace algunos años viajé en tren, y dió la casualidad que se descarriló (por suerte no hubo daños de ningún tipo), estábamos en un lugar donde lo único que había era un potrero por un lado y una siembra muy linda de marabú del otro lado. Como podrán imaginar no había nada que comer allí durante las horas que estubimos. Lo interesante es que al comienzo del vieje una vendedor anunciaba pizza caliente y refresco frío, horas después del accidente el mismo vendedor anunciaba de la siguiente forma: ¨La pizza bien fría y el refresco caliente aquí¨. Espero que este invento de ustedes ya esté en uso para cuando vualva a viajar en tren, puesto que con la cantidad de ofertas que había en aquel lugar no me quedó mas remedio que, como decimos los cubanos, meterle el diente a lo que vendía aquel hombre.

    • meteoradar dijo:

      Sí, sería ideal para esos casos…y también para la enorme cantidad de centros, restaurantes, hoteles, que ofertan la cerveza medio fría, o medio caliente dependiendo si son optimistas o pesimistas, y no están en medio de un potrero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s