Simbad el custodio (final)

Bueno, ayer me dejé a mi mismo montándome en el avión hacia Cancún…

Pues bien, en el vuelo iba pensando que llegaría a Cancún a eso de las 6 PM, que me acomodaría en algún asiento del aeropuerto hasta el otro día a las 11 y pico AM, en que comenzara el pase a bordo de mi vuelo de Aerocaribe Mexicana, y que a eso de las 2 PM del otro día ya estaría saliendo de José Martí 3, y con suerte ese mismo día saldría para mi Camagüey natal.

Sigue leyendo…

Pero una cosa piensa el borracho y otra el bodeguero. Cuando iba de Cancún hacia Dallas tenía visa de tránsito de México, pero al revés no, porque el cónsul en Cuba no me podía dar visa de tránsito de doble entrada si había más de un mes de diferencia. Cuando me bajé en Cancún el oficial de inmigración mexicano me dijo: eh, para qué te dieron visa de tránsito, no la necesitabas, bastaba con tener visa de EE.UU. (claro, a quién se le va a ocurrir “quedarse” en México teniendo expedita la entrada a EE.UU., eso fue lo que entendí). Cuando llegué a Denver, por si acaso le pedí a la secretaria que llamara al consulado mexicano y pidiera mi visa de tránsito por México hacia atrás. Desde el consulado le contestaron que no, que no me hacía falta. Yo también llamé: la misma respuesta.

Sin embargo, cuando me bajé en Cancún proveniente de Dallas, el mismito oficial de la otra vez  me dice: Oh, no tienes visa de tránsito (no se por qué esta vez no pensó que para qué car… iba a regresar a México y quererme quedar proveniente de EE.UU.), debes pasar la noche en aquella pecerita, espera aquí (y me dejó a la custodia de un subordinado), y al ratico llega con una azafata de American Airline que sé que no era Marilyn Monroe porque vi fotos de aquella cuando murió, pero que hubiese podido hacer de doble de Marilyn, especialmente en las escenas de sexo que Marilyn nunca hizo, y le dijo: te quedas custodiándolo toda la noche hasta mañana que salga el vuelo de él, Ustedes son los responsables por haberlo dejado montarse en su vuelo sin visa de tránsito. Marilyn, bueno, su doble, que en el avión hablaba en perfecto inglés, resultó una perfecta mexicana, y salió para la pecera conmigo, custodiados, con cara de “que daño le habré hecho al mundo” y  resignada (o la otra palabra que se forma cambiando dos letras). Estando en la pecera pasa un tipo del aeropuerto y le dice: el vuelo como el de él, pero el de hoy a las 12:30 (eran ya pasadas las 6 PM) todavía está en la pista, ya le voy a dar salida, pero si te mueves rápido y lo montas te lo aguanto 5 min, más no puedo que ya está montado todo el mundo. En este punto debo decir con dolor que el tipo de Dallas tenía razón: era una aerolínea de m…

En ese momento fui testigo de un nuevo récord, Marilyn (o más bien su doble mexicana)  me dijo: deja las maletas que te las mando mañana, y le contesté: primero muerto, ella no titubeó, me dijo pues a por ellas, salimos corriendo, debo aclarar, que yo en zapatillas Adidas, ella en puyas (o se dice pullas…no sé, nunca las he usado, perdónenme el desconocimiento) y el piso de esos superpulidos, ella delante, inalcanzable para mí, cogió un par de mis pesados paquetes (anoten eso también para el récord, no solo correr, también con carga) y me zumbó dentro del avioncito de m… donde todo estaba copado y quedaba UN asiento libre y mis paquetes los acomodaron en los pasillos como quiera…y a eso de las 8:00 PM  estaba aterrizando en José Martí 3.

Nadie esperándome por supuesto, no quería gastar ningún dinero en salir de allí en taxi (sí, soy tacaño conmigo mismo), por tanto: toda la noche acompañando al custodio del desierto José Martí 3, en los ratos en que me quedaba dormido en el asiento soñaba con hoteles de primera…o con 300 dólares con los cuales hubiera cogido un taxi sin remordimientos…o con Marilyn…no recuerdo ya, eso fue hace mucho tiempo. Y lo peor, al amanecer llamé a casa de una camagueyana radicada en La Habana…y allí estaba mi hermano, desde el día antes, que había ido a La Habana a recogerme en un carro. Y en mi trabajo ni siquiera me quisieron anotar eso como guardia obrera.

Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Mat el Viajero. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Simbad el custodio (final)

  1. Pedro Manuel dijo:

    Oye, ¿de verdad que Marilyn estaba tan buena como dices?, yo tu me hubiera quedado con ella en la pecera hasta el otro dia jajajajaja

  2. nubedealivio dijo:

    Jajajajaja no sabes cómo me he reído, amigo. Me encanta este post, ya me estoy haciendo asidua, te das cuenta, no? Esta genial este, para que la gente vea que la burocracia no es patrimonio solamente de nuestra Cubitabella. Te sigo, te sigo, besos, la nube.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s