Hablando de “monstruos”: Arencibia

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”. (Bertolt Brecht).

He tenido el privilegio de trabajar con personas extraordinarias. Este, al que llaman por el Apellido, Arencibia, y sus allegados le llaman por sobrenombres cambiantes cada día, es el más universal de todos mis monstruos.

Ibrahim Arencibia, de todos mis compañeros es el que más tiempo lleva conmigo aquí en Camagüey. Teniendo un futuro promisorio en la guitarra clásica, desdeñó una beca para un conservatorio en La Habana, y se hizo técnico de locomotoras. De allí lo cogió el Servicio Militar y lo convirtió en especialista de radar. Llegó a nosotros en 1983, y comenzó a trabajar como obrero calificado atendiendo los equipos de comunicaciones, y al poco tiempo pasó a trabajar en el radar MRL-5.
Arencibia es el clásico “Utility” que cualquier manager de beisbol desea tener en su nómina: Arencibia es mecánico de taller, tornea, suelda con arco, con oxígeno y acetileno y con argón, chapistea, repara la mecánica de cualquier automovil y es especialista en electricidad automotriz, carpintero, albañil, enchapador, y excelente electrónico, y además… chofer de cualquier tipo de vehículo, en fin, un hombre que siempre tiene soluciones para cualquier problema.
Después de haber sido técnico de locomotoras, y de radares, no pude convencerlo para que estudiara ingeniería eléctrica en la Universidad, porque estaba construyendo su casa; en cambio cogió un curso de técnico en instrumentación. Este curso resultó tan bueno, que puedo dar fe que los conocimientos teóricos de Arencibia no son inferiores a los de cualquier ingeniero graduado, y a eso se suma su gran experiencia.
Arencibia tiene una gran virtud: el todo desea hacerlo perfecto, lo cual no es malo, sino todo lo contrario. Lo que sucede es que muchas veces en la práctica hay que conformarse con hacer las cosas no excelente, sino bien. Leonardo dice que Arencibia siempre pide martillo de oro, clavos de oro y madera de oro para hacer las cosas, pero cuando se adapta a lo que tiene sus trabajos son todo lo bueno que se pueden hacer con lo que hay, aunque el se quede rezongando porque se podía haber hecho mejor.
Arencibia se ha ido adueñando de la mecánica de los radares y ya hoy nada se decide en ese campo sin su opinión porque es un verdadero experto, cualquier fábrica daría un buen salario por tenerlo en su patio.
Una vez hicimos una reparación grande en el viejo radar ARS-3 de Camagüey, hace ya muchos años. Habíamos cambiado el cableado de la parte de la antena que databa de 1956, y movimos las ruidosas amplidinas para la parte de abajo del vagón para disminuir el ruido en la cabina. Después de eso empezaron a aparecernos unas interferencias en todo el radar que me tenían desconcertado y ya llevaba varios días buscando el problema, cuando llegó Arencibia y enseguida dio con lo que era: las amplidinas quedaron aisladas de tierra y el chisporreteo de sus carbones inducía interferencias por todas partes. Arencibia es de eso, un hombre indispensable para encontrar soluciones pequeñas pero muy efectivas.
Son incontables los trabajos en los que ha participado en todos los radares de Cuba, y en todas partes ha dejado su huella de cosas bien hechas, como obras de arte, tal vez su talento era para ser orfebre y la vida lo trajo a los radares meteorológicos.

Ha estado en todas las grandes “batallas” que hemos librado en los radares meteorológicos en Cuba. A pesar de su asma crónico, ha estado en condiciones muy dificiles en los radares de montaña, y como buen soldado de Esparta, siempre ha regresado “con el escudo” y nunca “sobre el escudo”. Estimados lectores, como les cuento, con tipos como estos llegaremos lejos. Tirado por caballos o por perros siberianos, el primer radar movil,  que tal vez llevemos a la Antártida, irá con Arencibia de chofer-mecánico-electrónico de abordo.

Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Cosas de Grandes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Hablando de “monstruos”: Arencibia

  1. Coño ya ni me acordaba del Buen Arencibia, mis sinceros saludos para el

    • arencibia dijo:

      gracias pedro aqui acordandonos, cuando vimos tu nombre, del tiempo en q trabajaste con nosotro saludos a nadia y petia todavia nos acordamos de ustedes

  2. Yosvanis.Turruelle dijo:

    tipos como esos son los que cualquier pais desearia tener por lo tanto admiro que de vez encuando se recuerden estas cosas

  3. Mayelín dijo:

    … un gran compañero, servicial y siempre está dispuesto ayudar… recuerdo yo, cuando Edelbis necesitaba un albañil para poner el equipo de aire acondicionado en el local de Recursos Humanos de acá del centro, ahí estuvo él a pie de obra… y si para hacer conciliaciones a las empresas se necesita un chofer ahí también he compartido viaje con él… nada, lo conocen en cada radar y muchas son las muestras de cariño hacia él proferidas por todos, por su profesionalidad y entrega a la inventiva!!!

  4. toto el enamorado de quiara dijo:

    da pena que se pongan en esas boberias.

    • meteoradar dijo:

      Hola “Toto el Enamorado de Quiara”. No entendí la frase, no sé qué te produce pena, ni a qué llamas boberías. Ya que te ocultas tras un nombre y correo falsos, pudieras ser más explícito(a). Todas las opiniones son bienvenidas a este blog, es un sitio abierto al debate y a la reflexión sobre los radares meteorológicos. Saludos. Orlando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s