Hablando de “monstruos”: Maroto

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”. (Bertolt Brecht).

He tenido el privilegio de trabajar con personas extraordinarias. De todos mis compañeros, este es con el que más tiempo llevo, entramos a trabajar en el Instituto de Meteorología a finales de 1981. Sin dudas este es el más completo de todos mis ingenieros por la diversidad de tecnologías que domina, y además… el más itinerante. 

Pablo Maroto Díaz, graduado de ingeniero en Telecomunicaciones en la CUJAE , que antes de entrar a trabajar con nosotros se había graduado como técnico y trabajaba en las TCA (Tropas Coheteriles Antiaéreas). Nació y ha vivido toda su vida en la Villa de Guanabacoa, en La Habana. Fan de Industriales hasta la muerte, y con un mundo de estadísticas de la pelota y de los deportes en general en la cabeza. Él y Leonardo hacen el mejor uno-dos de la pelota, perdón, de la reparación de radares en Cuba. Los “torneos” de taco entre él y Leonardo, al igual que las discusiones de pelota, son legendarias en todos los radares cubanos por donde han pasado…y han pasado por todos innumerables veces. Nada estimados lectores, un ingeniero de Grandes Ligas, un Señor Ingeniero de Radar.

Maroto es un excelente especialista, con un olfato innato para las reparaciones de todo tipo. Dije que es el más completo porque en su momento dominaba: las estaciones de sondeo rusas viejas (Meteor y Meteorit-2), la estación de sondeo rusa de nuevo tipo (AVK-1, joder, tuve que llamarlo a él para preguntarle, ya se me había olvidado el nombre, en Camagüey tuvimos una que nunca se llegó a usar que se llamaba Titán), los radares japoneses (RC-32B), y los radares rusos (MRL-5). Una vez lo envié a una misión en otro país, a atender radares que no conocía, él me llamó un poco titubeante, que si no estaba muy seguro, que si nunca había visto esos radares…él tal vez dudaba por la magnitud del reto, pero yo no…fue y realizó numerosas reparaciones y dejó una impresión muy agradable. Y es que él es de los grandes, no importa la tarea que se le dé, que siempre la cumple exitosamente.

Maroto (no sé por qué mucha gente que no lo conoce bien le dice Moroto) y yo nos conocimos en noviembre de 1981. A mí me habían destinado para atender la estación de sondeo aerológico Meteorit-2, que estaba instalada aquí en el Centro Meteorológico de Camagüey desde 1979. A Maroto lo habían destinado en La Habana para esos mismos fines, pero para la estación Meteor, un ejemplar móvil, mucho más vieja, que estuvo en el Centro Meteorológico de Camagüey desde 1966 o 1967, y que se había mandado a la Brigada de Reparaciones Generales, y debía llegar próximamente a Casablanca. Nos pusieron a pasar un curso con un ingeniero ruso Vladímir de nombre, no recuerdo el apellido. Era muy simple, yo sabía ruso y me leía el libro, se lo traducía a Maroto, Maroto entendía y me explicaba, si no entendía yo le preguntaba al ruso, así aprendimos, él sabía un mundo de electrónica y yo…sabía ruso.

Desde el principio Maroto me eligió de jefe. Los jefes nacionales tardaron muchos años en darme esa responsabilidad, pero Maroto me la concedió instantáneo. En los inicios de los 90, la actividad técnica de los radares en el Instituto de Meteorología quedó descabezada, las personas a quienes se les dio esta responsabilidad no tenían suficientes conocimientos o interés. Hubo tiempos en que los jefes no sabían por dónde andaba Maroto, pero yo sí. Invariablemente me llamaba cada vez que había un problema en un radar y me comentaba lo que iba a hacer. No tenía por qué hacerlo, pero él sabía que probablemente solo yo estaba interesado en eso.

Hace poco comencé a impartir por enésima vez un curso de electrónica digital en la Universidad, y me recordé de esta anécdota. En 1985 fuimos Maroto y yo, junto a otros compañeros, a recibir un curso de los radares MRL-5 en la ciudad de Nalchik, en el Cáucaso Norte, bajo la dirección del creador de estos radares, el Profesos Magomed T. Abshaev. Cuando llegamos a las partes del radar hechas en base a electrónica digital, percibí que Maroto, quien había estado brillante en las partes de transmisor y receptor, no atendía, escribía cartas para la casa. Me dijo –no entiendo nada de eso. Comencé a explicarle el “abc” de esa técnica en ratos libres. Cuando finalizamos el curso de radar que duró 4 meses, Maroto aventajaba a todo el mundo en las partes de técnicas digitales del radar, y al pasar de unos años adquirió una destreza que siempre admiré.

Maroto tiene excelentes relaciones con todo el mundo. Siendo muy serio para el trabajo, conserva un carácter juguetón como un niño chiquito. Un día se viró un pie correteando por las áreas verdes de este centro cayéndole atrás a mi hijo que cuando eso tendría 7-8 años. Maroto es un compañero muy justo y solidario, es buen observador y cuando ve a alguien en problemas intercede para resolverlos. Lo he visto hacer que se reconcilien amigos disgustados y hasta parejas ha recompuesto con esa gracia de cubano de pueblo que tiene.

Maroto es más viejo que yo, tanto que le dio tiempo a ser alfabetizador (bueno, en realidad no mucho, yo casi cojo lo de la alfabetización, de hecho participé en una cosa que se llamó Brigada de Erradicación del Analfabetismo Residual, pero aquí en la ciudad), no obstante, a pesar de no ser muy joven es el más itinerante. Cada vez que tengo un problema en un radar y no me resulta conveniente mover a los camagüeyanos, llamo a Maroto y el parte para el radar que sea, por sus propios medios, muy ligero de herramientas, no importa si es a Gran Piedra o a Punta del Este, no hay problema que le encargue que él no resuelva, además jugando Dominó y Damas…no tiene rival. Ya les digo estimados lectores, es el tipo de pelotero, perdón, de ingeniero que cualquier manager quiere tener en su equipo. Sé que en algún momento haremos una novena para montar radares en la Luna, sin dudas Maroto hará el equipo, él siempre estará en el Todos Estrellas de los Radares Meteorológicos.


Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Anécdotas, Cosas de Grandes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Hablando de “monstruos”: Maroto

  1. Yamilé Veranes Rivera dijo:

    Muy lindo y verdadero, es el único en Cuba y el mundo que es fanático de industriales y amigo de los santiagueros a la misma vez y sin fajazones. Es muy bueno contar con personas como el dentro del CNR, sabe tratar con operadores, técnico e ingenieros de todos los tipos, imaginables e inimaginables.
    Besos a Maroto y felicidades que casi seguro será campeón este año (Claro por que Santiago no está, ellos le hecharon br….a) y gracias a tí por una crónica tan linda.

    • meteoradar dijo:

      Así es mi amiga Yamilé, Maroto es fan de Industriales, pero amigo de toda CUBA, un hombre sencillo y grande entre los grandes. Muchos conocen al cubano jodedor que es, pero muy poco sabemos la talla de ingeniero que usa, que es de extra clase.

  2. Mayelín dijo:

    … antes sólo lo conocíamos de vista… pasado un tiempo todo el que va entrando a Meteorología y no conoce a Maroto no sabe entonces nada de la Meteorología…
    Es un gran compañero de ello no cabe la menor duda y mucho menos ahora después de leer detenidamente estás reflexivas líneas… Sólo nos falta que se formen en estos y otros tiempos ingenieros de su talla!!!

  3. Yusimi Figueredo Rodríguez dijo:

    Ha sido un justo reconocimiento,,,, honor a quien honor merece.Todo comentario es poco para esta figura del deporte de los radares en Cuba, que siempre está al pie del cañón. !!!!Felicidades Maroto!!!!!

  4. YUDMILA dijo:

    maroto te pusistes las pilas con este HOMENAJE que te ha hecho aqui!!!!!! jejejeje
    te queremos y tu lo sabes
    yudmila, sede INSMET

  5. Roberto Bazan dijo:

    Maroto sin duda un gran compañero, sobre todo un guerrillero como dice Orlando el va a los radares, con a sin transporte con sus propios medio, me recuerda mucho al ya desaparacido Diego Dieguez,por aqui por nuestro radar tiene muy buenas relaciones con todo, nos mantiene al tanto de lo relacionado con la pelota, pero con la mala suerte para el que garnma sera el nuevo campeon este año y no industriales.

    • meteoradar dijo:

      Bazán: Una vez Maroto iba como casi siempre “de guerrillero” al radar de Pilón, se montó en una camioneta y puso sus matules atrás, y en una breve parada le robaron una pieza de radar, y cogió un “volao” que no había manera de que se le pasara. Realmente el viaja a los radares usando todo tipo de transportes, hay miles de anecdotas al respecto.

  6. mercedes.martinez@insmet.cu dijo:

    Maroto!!!!!! Es el mejor reconocimiento a tan ilustre personaje,todos lo queremos mucho y sabemos cuanto trabaja en el buen funcionamiento de los radares en Cuba.Muchas gracias al Dr Orlando Rodriguez por brindarnos tan linda historia en verdad nuestro querido Maroto se lo merece, Mercedes sede INSMET.

  7. Miguel Angel dijo:

    MAROTO, muchos ni se imaginan que Maroto es Ingeniero, con I Mayúscula, porque es de los nuestros, de los que arreglan desde un fogón pique hasta un MRL 5piat, mucha gente piensan así, ese es un LUCHADOR porque siempre esta en la lucha, lo mismo le da un Krim218 que un MP3, pues sí, coincido con Orlando, este es el tipíco cubano, el que no deja de gozar la pelota como la sinfónica y te arregla hasta el Big Ben sí se requiere.
    Maroto es mi amigo y amigo de todos, cuando yo sea viejo quiero ser como él y bueno como Orlando, estos muchachos que no dejan que nada los derrote, para ellos mi respeto, y a Maroto el León mayor, le agradesco todo lo que ha hecho por el Radar de Punta del Este que es el que más al Sur mira.
    Además es tremendo itinerante, una novia en cada puerto o radar, y familia de cualquiera hasta de los Santiagueros.
    Un abrazo mi hermano y mantente lejos de mi esposa que yo se que tú la quieres bien, …
    ahhh y siempre confía, que Industriales es Campeón.

  8. Marlen Gutiérrez, Asesora de la Sede del INSMET dijo:

    Maroto es único; si vez otro igual que él, sin vacilar, empújalo que es de cartón. Lo más peculiar en él es su linda sonrisa, pero hoy tuve el placer de verlo ampliamente contento, por éste lindo y modesto reconocimiento.
    Si buscas algo y no lo encuentras, localiza a Maroto…ahh y no me mal interpreten caballero, él siempre sabe donde hay alegría, cariño, compañerismo, buen carácter, en fin de todoOOOO.
    Una vez más, gracias a Orlando por sus anécdotas, y lógicamente a Maroto que sin dudas es uno de nuestros GALANES DE LA METEOROLOGIA.

  9. Vladimir Sotomayor dijo:

    Para mi compa­ñero y amigo Pablo Maroto es esta crónica un justo reconocimiento a su labor durante años en los abatares y peripecias de cada radar donde no habido ostaculos que no halla superado, de los que en botella ha llegado a cada rincón donde a existido el problema , es de esas personas que siempre tiene un momento para los amigos ,afable , alegre ,sincero, con el don del humor de cada cubano,si cuentas con el siempre te ayudara ,en el baseball un estadista . un abrazo ,q ue siempre estes con nosotros.

  10. Rogelio_Hlg dijo:

    En hora buena hermano, Orlando no se olvida de los grandes y buenos compañeros que han pasado y también de los que se mantienen trabajando con nosotros. Soy testigo de lo buen compañero que es Maroto en unas de sus estancias aquí en Holguín le comentaba a Ichi que estaba pasando un trabajo con mi TV caribe y me dijo Maroto es el hombre, agarro un metro digital vamos a tu casa y fuimos a pie desde el radar, es más o menos 4Km reviso el equipo lo ajusto y me dijo solamente tienes que conseguir un tiristor y ponérselo así mismo fue dos días después resolví el problema. Felicidades hermano esperamos verte pronto por acá…

  11. Miriam Teresita Llanes dijo:

    Orlando me sumo al homenaje a este gran amigo y compañero, Maroto! que para mi es como mi padre, él sabe que siempre le digo así, ja, ja, ja, no porque tenga edad para serlo, si no porque mi papá también fue fundador de las Tropas Coheteriles Antiaéreas, y porque es muy querido por todos nosotros, por su buen carácter, por la alegría y confianza que trasmite a su alrededor. Siempre dispuesto a viajar Cuba entera por nuestros queridos radares. Gracias Moroto por ser como eres! Felicidades!

  12. Yuditsabet Burgos dijo:

    Merecido homenaje al bárbaro Maroto, no hay dudas de que es una excelente persona capaz de cualquier cosa por mantener con vida a todos los radares de nuestra hermosa isla. Lo conozco hace aproximadamente 4 años y desde entonces mantenemos una extraordinaria amistad. Muchas gracias al compañero Orlando por pensar muy bien en los grandes de verdad, y a ti Maroto, sigue con ese espíritu que te caracteriza y no ignores que eres de los compañeros más admirados de todo el Sistema Meteorológico Nacional, y no dudo que un poco más allá jajajjaa. Felicidades amigo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s