Señores de las 4 décadas…

m,ount fujiTengo algunas personas cercanas que cumplen 40 en el 2013, pero no es de ellos de quienes voy a hablar, mis muy distinguidos lectores. Es que hay tres señores a punto de cumplir 40. Ellos son japoneses, llegaron a Cuba en 1973 y decidieron establecerse aquí. A tan corta edad, estos caballeros son considerados longevos, a pesar de que Japón es el país que alberga a Kimura, el ciudadano más longevo del mundo. Bueno, me sigo enredando mis respetados lectores, no es de longevos tampoco de lo que quiero hablar.

En realidad quiero hablar de los tres radares japoneses que se instalaron en Cuba en 1973, y que a sus casi 40 años aun gozan de buena salud, y son los únicos de su tipo que quedan en funcionamiento en el mundo entero. Se trata de los radares RC-32B instalados en Punta del Este, La Bajada y Gran Piedra.

La foto que puse es de un radar que ya no existe, el radar del Monte Fuji, una verdadera hazaña tecnológica que hicieron los japoneses en 1964, al ubicar un radar  a 3776 metros, aprovechando los cortos veranos. Ese radar con 1500 kW de potencia, una antena de 5 metros, en la longitud de onda de 10 cm ( 2880 MHz), lograba un alcance de 800 km. Demostró una gran efectividad en la detección de tifones y todo tipo de tormentas. Este radar es considerado un hito tecnológico por la IEEE. Estuvo en funcionamiento hasta 1999, cuando ya el desarrollo de los sensores satelitales hacían innecesario sostener este portento de la electrónica y el control remoto. El punto es que este radar fue construido por Mitsubishi Electric, la misma compañía que construyó los 3 señores japoneses que tenemos en Cuba.

JaponesesPunta del Este (que fue el primero) y La Bajada, entraron en funcionamiento en septiembre de 1973. Gran Piedra (que fue una hazaña constructiva) estuvo en noviembre. Muchos de los que hoy peinan canas y son jefes importantes en el Instituto de Meteorología, y otros que no son jefes, pero sí son importantes (porque llevan una pila de años en el sistema), trabajaron en la construcción de las torres de estos radares.

Llevan casi 40 años de cara a todos los huracanes. Ya conté una anécdota de cómo el Gustav no pudo con El Maestro. Sandy no pudo con el de Gran Piedra, así ha sido durante todos estos años. Estos tres radares luchando por “pescar” los huracanes, y ellos por vengarse con furia contra sus instalaciones.

Nada: Radares japoneses: 1000 — Huracanes 0.

A principios de los 70, la Organización Meteorológica Mundial “sembró” un semillero de estos radares por el Caribe, y unos cuantos más por el Mundo. Solo estos tres señores que se radicaron siguen con la frente erguida enfrentado los huracanes. ¿Será una casualidad? ¿O será que la Revolución Cubana ha prestado gran atención a la Meteorología y a los radares meterológicos?

Y por si alguien se embulla a verlos, las tres locaciones son magníficos exponentes de nuestra Geografía.

 

Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Anécdotas, Así fue la historia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s