Il Capo di tutti monstri

“Siempre que se hace una historia, se habla de un viejo de un niño o de sí, pero mi historia es difícil: no voy a hablarles de un hombre común…” Silvio Rodríguez

Tomas_Anonimo

Para la enorme mayoría del pueblo de Cuba, “Rubiera” es el Instituto de Meteorología. Sin embargo para que el Doctor José Rubiera Torres, Director del Centro Nacional de Pronósticos pueda hacer su trabajo hay una persona que garantiza en el anonimato que toda la institución funcione como un reloj, todos le llamamos simplemente Tomás, a secas. Tomás a su vez, cariñosamente, nos llama “mostro” a todos nosotros, sus subordinados, de ahí que buena parte del Instituto de Meteorología, y casi todo el mundo masculino en la sede, ha adoptado esa forma de referirnos y llamarnos los unos a los otros. De ahí que yo diga que mis ingenieros son unos “mostros”, y que me han estremecido un montón de “mujeres-mostras”. Mi primer encuentro con Tomás debe haber ocurrido por allá por el 1986-87. Tomás era el jefe del Centro de Cálculo del Instituto de Meteorología, y el Instituto recién había adquirido las dos primeras “microcomputadoras”, PC ensambladas por COPEXTEL bajo el nombre de LTEL-XT. Tomás, que aún demoraría mucho en convertirse en “il Capo di tutti monstri”,  accedió amablemente a mostrármelas, pero el diálogo subsiguiente no fue nada halagüeño para mí.

Le pregunté si  en la próxima compra esperada de unas 10 LTEL-XT habría alguna para Camagüey, y me respondió lapidariamente–ni en las próximas 100 tampoco, necesitamos muchas para cubrir todas las necesidades de la sede–respuesta que me entusiasmó y me motivó mucho…a buscarla por otro lado. Pero bueno, como siempre, me disgrego en boberías. Hoy quiero hablarles de mi jefe, el Dr. Tomás Gutiérrez Pérez, Director General del Instituto de Meteorología, tal como yo lo veo, y anote el avezado lector que no dije Tomás Leocadio porque a él no le gusta su segundo nombre y yo soy incapaz de mencionárselo.

DSC07914Mi segundo encuentro cercano con Tomás fue en nuestro natal Camagüey (sí, porque Tomás es camagüeyano, para más camagüeyano, es nacido y criado en el reparto que lleva el nombre del más insigne de los camagüeyanos: Agramonte). Habían venido a Camagüey él y el Dr. Pérez-Parrado a no sé qué actividad de carácter científico (Tomás era subdirector científico del Instituto desde 1981, además de jefe del Centro de Cálculo). Sus poco previsores anfitriones camagüeyanos los habían dejado “colgados” con el asunto del almuerzo, y yo los invité a almorzar al Hotel Camagüeyano de las FAR, lugar muy cercano a nuestro centro, donde yo tenía amistades (sí, que de otra forma eso no se podía “resolver”, no había ni paladares, ni cafeterías particulares, ni estatales, en los alrededores en aquel entonces). Cónstele al suspicaz lector que eso no constituyó ningún tipo de guataquería-en-adelanto con quien habría de ser mi jefe muchos años después, por la sencilla razón que en esos días yo tenía rota la Bola de Cristal por falta de una pieza (era rusa, después le he ido adaptando piezas chinas), así que fue una simple cortesía con un par de colegas de La Habana que se habían quedado hambrientos porque no les habían “sacado los tiques” el día anterior.

Imagen 008De todos los que han pasado por ese cargo, Tomás es el más longevo como Director General del Instituto de Meteorología, asumió la dirección en 1996. Resulta inusual que un científico exitoso deje de lado el tan atractivo y placentero mundo académico y se dedique con igual ahínco a administrar una institución donde hay un mucho de servicio, un bastante de investigación, un poco de docencia, un presupuesto muy ajustado y un millón de necesidades, a las cuales, como la Hidra de Lerna, le arrancas una cabeza y le salen dos. hercules copiaEn abril de 1997, cuando vino a Camagüey para la inauguración del flamante MRL-5M, primer radar de operación completamente automática en Cuba, tuvo que tomar la difícil decisión de zanjar un diferendo de larga data entre los ingenieros de Camagüey y los de la sede, y lo hizo como es su característica, breve y tajante: en lo adelante, los ingenieros de Camagüey estarían a cargo de la automatización del resto de los radares del Instituto de Meteorología.

Tomás es un hombre muy sencillo y campechano. A su oficina hay que cambiarle cada dos meses las losas de piso porque soporta un incesante peregrinar de trabajadores (bueno inflexible lector, ya sé que soy un poquito exagerado, pero eso me viene por parte de mi mamá, no lo puedo evitar, además, a los escritores famosos eso se le perdona y se le llama hipérbole). Él, (Tomás, ¿quién si no? que este post no es para hablar de escritores famosos aunque mencione a alguno) se ocupa directamente de multitud de cosas para que la economía doméstica de Meteorología a nivel nacional pueda funcionar con los apretados presupuestos que son dictados por la situación económica de país bloqueado. Prácticamente, Tomás maneja casi todas las compras, casi todo el combustible, y traza cada día las rutas óptimas del parque de transporte de la sede para poder garantizar que se cubran todas las necesidades, en un complejo algoritmo de prioridades que solo él puede llevar en la mente, y lo hace con toda la pericia de quien defendió con brillantez su tesis de doctor en Ciencias Físico-Matemáticas en la Unión Soviética, experto en temas de modelación numérica del Clima. Su modestia lo hace ocultar cuidadosamente sus numerosas distinciones que nadie ha visto jamás, entre las que cuentan que se destacan la Orden Finlay, y el Premio Nobel conferido como miembro del Panel Internacional de Cambio Climático, a mí no me lo crean que nunca las he visto.

tomasTomás escucha los problemas que le plantean cada uno de sus Directores (Científico, Sistemas Básicos, Económico, de Recursos Humanos y de Administración), así como los problemas que le plantea cada uno de los “Directores Guajiros” (los de las 14 provincias), o los problemas que le planteamos cada uno de los jefes de Centros (Pronósticos, Clima, Meteorología Agrícola, Meteorología Marina, Contaminación, Física de la Atmósfera, Informática y Comunicaciones, Instrumentos y Métodos de Observación, y Radares); pero con la misma atención escucha los problemas de cualquier trabajador que va a verlo: custodios, choferes, cocineros, científicos, meteorólogos, en fin…trabajadores todos. Como nadie en nuestro Instituto, Tomás conoce los problemas de más de mil trabajadores a nivel nacional. A todos nos conoce de nombres y apellidos, y conoce muy bien de nuestras cuitas personales y de nuestras aspiraciones. A todos se preocupa por ayudar con un impresionante sentido de justicia y sensibilidad.

Y sin embargo amable lector…esa imagen de “persona-buena-gente” se esfuma rápidamente en determinadas circunstancias. Tomás es tremendamente exigente y riguroso. No admite la chapucería ni lo mal hecho y es mejor no estar en el pellejo del

JUSTICIA-CIEGA2

“infractor”. Tomás no ofende ni falta el respeto, pero realmente es bien desagradable pasar por un episodio de tarea incumplida o mal hecha. Su primer impulso es condenar al reo a ser frito en aceite, la suerte es que nunca ejecuta la medida sin consultar a su Asesora Jurídica (esa especie de Ángel de la Guarda que tenemos los subordinados de Tomás, especialmente los Guajiros, que estamos lejos y nos cuesta más defendernos) que le aguanta la mano con la espada y le enseña la balanza hasta que Tomás reacciona y retoma su habitual sentido de equidad. Claro, debo

infierno-infierno-infierno_imagengrandeaclararle al incrédulo lector, que la otra suerte ha sido que Tomás nunca ha tenido suficiente aceite a la mano…porque sé de casos en que ni Marlen hubiese podido aguantarlo de freír a alguien en aceite, que como se puede dar cuenta mi sagaz lector, es su sanción favorita.

Tomás asumió en un momento en que la institución había consumido todas sus reservas de la época de ayuda soviética, durante los duros años del 91 al 95. Duros no solo por las carencias, sino por la pérdida de institucionalidad. El Ministerio había adoptado una estructura de dirección “horizontal” que recuerdo como lo más fatídico que yo haya vivido en esta institución. Meteorología pasó a ser administrada por los Delegados del CITMA en la provincia. Los recursos de transporte y otros, pasaron a ser “administraidos” por los Delegados hacia las tareas que ellos consideraban priorizadas. Es cierto que en los días del paso de un huracán volcaban todos los recursos de la provincia en función de la Meteorología, pero vi hacer muchas cosas irracionales en aras de supuestas tareas priorizadas, de las cuales ya no queda nada, y que en algunos casos (es mi modesta opinión) fueron en detrimento de la Meteorología y solo sirvieron a algún jefe-arribista para auto-promoverse. Afortunadamente la Meteorología sobrevivió, y esos jefe-arribistas desaparecieron rápido.  Las provincias en esa época se habían erigido en una especie de cacicazgos donde las cosas se hacían al modo de cada uno, con un muy débil control desde la sede. Para graficar con un ejemplo que conocí de cerca, les contaré a mis fieles lectores, que en aquellos años algunas provincias-con-radar “negociaban” directamente con nosotros (los ingenieros de Camagüey)  para que fuéramos a repararle “su radar”, cuando aún estábamos muy distantes en el tiempo de ser el Centro Nacional de Radares que Tomás crearía años después.

Este fue el panorama que recibió Tomás como director en 1996. Si tuviera que decidirme por algún logro de Tomás entre sus numerosos aciertos como científico diría: Tomás nos ha devuelto una institución unida desde Punta de Maisí hasta Cabo de San Antonio, homogénea, normada, y más fuerte que nunca antes, insertada exitosamente en el panorama nacional e internacional, y eso lo logró motivando y propiciando que todos, a lo largo y ancho del país, pusiéramos lo mejor de cada uno en función del desarrollo de la Institución, y en la imagen adjunta, como muestra de mi confianza hacia mis preciados lectores,  le muestro el artefacto secreto que usa para motivarnos:

zanahoria

Tomás ha sido el “domador”,  la mano firme que ha conducido a la institución a enfrentar con éxito a numerosas “fieras” desde

darlatigo

1996: Lili, Georges, Irene, Michelle, Isidore, Lili (sí, de nuevo Lili), Charley, Iván, Dennis, Katrina, Rita, Wilma, Ernesto, Gustav, Ike, Paloma, Isaac, Sandy ¿necesita algo más mi insaciable lector para concederle a Tomás un récord “Güines”? No es fácil dirigir 68 estaciones de superficie, 14 Centros Meteorológicos Provinciales, 8 radares, más la sede con más de 300 trabajadores, en medio de la tensión de un huracán, mientras Rubiera da la cara al país ante las cámaras. A veces hay que “desvestir un santo para vestir a otro”, según lo requiera la situación y Tomás lo logra, no con órdenes sino con persuasión, ese es su estilo.

TC1Tomás es un excelente discípulo de Cervantes. Gusta de darle la redacción final a cualquier documento, y todos nosotros, en mayor o menor medida, debemos agradecerle unas cuantas clases de redacción y composición. Sus cartas e informes son claros, pulidos, concisos y elegantes. Y para terminar, que ya he escrito bastante, les digo que Tomás es un cubano de pueblo, Sagitario (igual que yo, sagit1modestia aparte), pícaro y buen conversador. Habla de forma rápida y nerviosa, y es inquieto e hiperquinético, con una resistencia física que no se le calcula a simple vista. Muy austero con todo y con todos, y excesivamente tacaño para mi gusto, especialmente consigo mismo. Es tremendamente tozudo, de modo que uno tiene que emplearse muy a fondo para convencerlo de cualquier cosa, pero con una visión de largo alcance para la Meteorología, que a pesar de no haberla yo compartido en algunos momentos, casi siempre la vida le ha dado la razón a él. Como cualquier hijo de vecino, bebe, baila, bromea, y se divierte como el que más. En fin…Tomás es mi Héroe.  Para que mi exigentes lectores entiendan la frase los dejo con una imagen, que bien lo dice el dicho “más vale una imagen que cien volando” ¿o no era así el dicho? en fin, olvídenlo, no vamos a discutir por eso, la imagen (http://climate.envsci.rutgers.edu/Cuba/IMG_3253.jpg) hará que cualquier lector cubano me dé la razón. Y si algún malpensado lector piensa que escribo esto por guataquería con el jefe, le digo rotundamente que se equivoca, que es solo para ver si me aumenta el salario.
IMG_3253

Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Cosas de Grandes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a Il Capo di tutti monstri

  1. Alcibiades dijo:

    Interesante historia la de nuestro Director General, me parece pefecto y tendre en cuenta algunas notas para un futuro programa radial. Gracias por compartir estos comentarios.

  2. Yamilé Veranes Rivera dijo:

    Es muy buen director y sabe roderse de buenas personas, ¿Cual será su color favorito?

  3. meteoradar dijo:

    Bravo Marlen, me encantó eso que escribes, me gustaría que los más allegados se aprovecharan de mi blog y escribieran comentarios sobre el jefe, a fin de cuentas yo casi siempre estoy a más de 500 km de él, y en la sede hay muchos que tienen anécdotas que muestrarían aun mucho mejor las virtudes de nuestro jefe…

  4. María Marlen Gutiérrez Gutiérrez dijo:

    Merecidos cometarios que han resaltado solo el 50 % de las virtudes de Tomás Gutiérrez Pérez (Ni mencionar el segundo nombre, ja, en el año 1998 me dijo que no lo pusiera más en su documentos…no era necesario.. ja).
    Si se trata de hacer historias, yo haré la mía. Me incorporé en el INSMET el 18-12-98 (con solo 2 años de experiencia laboral) y vi a Tomás por primera vez a nivel de pasillo, me lo presentó Mario Carnesoltas. La segunda vez, fue leyendo el informe de Balance del INSMET del 1998 y entre más lo escuchaba y miraba, más se me parecía a mi papá (mi ídolo y fallecido en el 1994). En el 1er encuentro personal de trabajo, me sorprendí aún más, Tomás tiene las manos y uñas idénticas a las de mi difunto padre, y ambos ocurrentes y chistosos como nadie calcula; desde ese día dije…. este señor y yo vamos a ser muy buenos colegas, habrá buena química entre nosotros…. pues así es, mi 6to sentido no me traicionó.
    En 15 años junto a Tomás he tenido episodios de todo tipo, UN DÍA MOLESTO HASTA TRAIDORA ME DIJO (ja a cada rato se lo recuerdo), pero todo lo que he aprendido de él es positivo, me ha ayudado a perfeccionar mi expresión oral y escrita, a ser más justa en mis asesoramiento, y en lo personal cada vez que lo he necesitado responde sin vacilar.
    – Como dice el inicio del comentario “NO ES UN HOMBRE COMÚN” elegantemente hablando, pero a lo cubano “SI VEZ UNO COMO ÉL EMPÚJALO QUE ES DE CARTÓN”
    -Y ratifico igualmente el final del comentario …si algún malpensado lector piensa que escribo esto por guataquería con el jefe, le digo rotundamente que se equivoca, que es solo para ver si me aumenta el salario….. Sin embargo, sé que está fuera de su alcance PORQUE SI POR ÉL FUERA CADA TRABAJADORES DEL INSMET GANARA SEGÚN SU ESFUERZO Y CAPACIDAD

  5. María Marlen Gutiérrez Gutiérrez dijo:

    Dos cosas más:
    1. Puse nuevamente mi comentario porque el anterior tenía algunos errores ortográfico (por no leer bien antes de enviar, NO DEBÍA HABER SUCEDIDO Y MENOS EN UN COMENTARIO sobre TOMÁS QUE TANTO HA LUCHADO PARA QUE ELIMINE LOS ERRORES ORTOGRÁFICOS, jajaja
    2. QUE NADIE CREA QUE ESTO ES UN HOMENAJE, QUE ÚLTIMAMENTE ESTO SE LO HACEN A LOS QUE ESTAN POR PARTIR… yo creo que todavía HAY TOMÁS PA RATO, porque como él mismo dice ,, está y se siente como el pidadillo de Soya… JAJAJAJA

  6. Yamilé Veranes Rivera dijo:

    Para ser daltónico se rodeo de muchos colores y se arrimó a uno oscurito jajajajajajajajaja.

  7. Oscarito dijo:

    Me parece un buen y merecido articulo; me sumo al reconocimiento que en él aparece. De Tomas tengo el mejor de los criterios y lo admiro como la GRAN PERSONA QUE ES (muy inteligente, profesional, exigente con el cumplimiento del deber, profundo en sus analisis de cualquier tema, revolucionario, humano, patriota, alegre, etc) y lo que mas deseo es que nos siga acompañando al frente del Instituto de Meteorología al menos hasta que yo me jubile. A este monstruo del servicio meteorológico cubano le deseo mucho exito y felicidad en su vida personal, laboral y profesional.

    • meteoradar dijo:

      Gracias Oscarito, eres el primero de los Jefes-Guajiros en dar tu opinión. Sí, eso es lo que queremos todos a lo largo y ancho de la Meteorología Cubana, que Tomás se jubile después de nosotros.

  8. Maydes Barcenas Castro dijo:

    Excelente este homenaje para uno de los mas grandes ¨MOSTRI¨ de la meteorología y genial la idea de bautizarlo como ¨Il Capo di tutti mostri¨, yo agrego el elogio del MAS GRANDE ¨CAPO di tutti mostri¨. Como siempre, veo lo que escribes por segundas personas, esta vez fue Magdiel. Ayer por la noche estaba en casa riendo solo, le preguntaba de que te ríes y estaba sordo para mí, fui hasta él y tuve que leer un pedazo para saber lo que era y cuando terminó me dijo: te voy a mandar el link por correo para que lo leas y siendo de tan pocas palabras en asuntos de trabajo, agregó: Orlando está ESCAPAO, el escrito está GENIAL y Tomás sin dudas es ÚNICO E INSUSTITUIBLE.
    Hoy lo leí, y terminando de hacerlo lo reenvíe a varios compañeros para que lo disfrutaran también. No quería responder nada, pero después me dije, ¨MI MISMA¨ si no lo haces serías una cobarde y eso no te caracteriza. Todos pensarán que no tengo anécdotas para contar por el poco tiempo que llevo en el INSMET, pero desde el 8 de septiembre del 2008 hasta la fecha tengo muchísimas experiencias y puedo decir mas desde el 1ro de septiembre del 2003 cuando comencé a estudiar la Meteorología.
    Conocí a Tomás en mi primera visita al INSMET en septiembre del 2003 y me cautivó su simpleza al hablarnos y el orgullo que sentía por ver el comienzo de la formación de los futuros meteorólogos de este país. Tantas veces lo ví muy ocupado cuando veníamos al centro, pero el destino me dió la posibilidad de verlo BAILADOR, GOZADOR Y BEBIDO, unos meses después en la fiesta de boda de su hijo. Resultó que yo andaba de paseo por La cabaña y la ilusión de toda joven que quiere casarse algún día, me llevó atrevidamente al lugar donde estaba la fiesta para ver la novia. Antes de ver la novia lo ví a él, en las mismas condiciones que lo he visto muchas veces después en las fiestas del centro, pero en aquel momento pensé NO NO NO, ese no puede ser.
    ¿Saben qué?, Tomás es la única persona que pronuncia bien mi nombre (Maydés), y lo defiende muy bien cuando alguien pronuncia Maydes, aunque no está acentuado por un error de iscripción, es así. La oportunidad que tuve de ser Secretaria de la UJC del centro me permitió compartir con él de cerca, en Consejos de dirección, en reuniones de factores, etc. Me mostró su sensibilidad con los jóvenes, el apoyo que nos brinda, aunque algunos no lo valoren como tal y las esperanzas que tiene en nosotros. Me regañó muchas veces no por hacer las cosas mal sino para hacerlas mejor. Me ha apoyado cuando lo he necesitado y no siempre las respuestas han sido de mi satisfacción, pero con el tiempo he tenido que reflexionar y reconocer que ese ¨mostri¨ tenía razón. Para terminar solo quiero agregar que en mi caso tampoco es guataquería con el jefe, porque ese Señor que también para mí es mi HÉROE, es el jefe del jefe del jefe de mi jefe.

    • meteoradar dijo:

      Guao Maydés…ya lo digo, que me han estremecido un montón de mujeres-mostras en meteorología, y no me hacen quedar mal, fueron las primeras y las más explícitas dando sus opiniones del jefe, muy bueno lo que escribiste. Sí, es un homenaje, solo que no es “post Mortem” porque Tomás se va a jubilar junto con Maroto y Nancy Fernández en el 2037

  9. Sólo quisiera, ante todo, felicitar a mi apreciado amigo Orlando por esa oportuna crónica. Y, en segundo lugar, expresar con toda sinceridad mi admiración y mi aprecio por Tomás. No recuerdo haber escuchado jamas un NO de su parte (y yo lo fastidio bastante). Asimismo, creo que como dirigente es ejemplar en su modestia. Tomás decidió, hace más de 20 años, sacrificar su carrera científica y coadyuvar a la dirección y organización de nuestro servicio meteorológico. GRACIAS a los dos. (Querido Jefe: Cuando yo sea grande quisiera ser como Ud.)

  10. moya dijo:

    De Tomas no es dificil hablar, los que hemos trabajado con el tenemos la sensacion, de haberlo hecho con alguien grande. Trabaje por 31 años en Matanzas en el CMP y hasta lo dirigi (que osado Tomas al ponerme). De el aprendi mucho, desde que el estaba al frente de los cientificos del INSMET. Sus virtudes son muchas, pero la mayor de todas es siempre estar a nuestro lado. Apoyarnos, mirarnos a “los guajiros”, como suyo. En mas de una ocasion ha hecho de nuestros problemas, sus problemas. Sus consejos y apoyo nos han acompañado en los momentos necesarios. Todos tenemos virtudes y defectos, pero en el caso de Tomas no podemos permitirnos, que nuestro defecto sea dejarlo solo, abandonado, pues eso nos haria ser muy ingratos.
    Aunque es cierto que la cara de meteorologia pueda ser nuestro amigo y compañero Rubiera, el corazon es Tomas y por eso necesitamos de su alegria y de su fortaleza para que nuestro corazon siga latiendo fuerte y nos lleve por el mejor camino.
    Gracias por todo Tomas,
    moya

  11. Yasser dijo:

    Que bueno Orlando, he aprendido muchas cosas que no sabia del director General. Un saludo para el y gracias por el post

  12. Clair Goodwin dijo:

    En este periodo, a instancia de la de la Asociación de Meteorólogos de la República Dominicana (Asomeredo), se introdujo al congreso un proyecto de ley tendente a elevar a meteorología a la categoría de instituto; el cual fue aprobado por el órgano legislativo, pero el Presidente de turno lo observó.

  13. Revisamos las principales predicciones de los modelos del clima contra los mejores y más recientes datos. Afortunadamente los modelos climáticos se equivocaron en todas sus predicciones principales. ¿Por qué? Cada científico escéptico serio constantemente ha estado diciendo esencialmente la misma cosa durante más de 20 años, pero la mayoría de las personas nunca han escuchado el mensaje – aquí está, presentado suficientemente simple para cualquier lector lego dispuesto a prestar atención.

  14. Pedro Manuel dijo:

    Te diré algo parecido a lo que le dijiste a Alvio en otro Post…….

    Me parece que no vas a tener problema con la Evaluación jejejejeje

  15. Luis Javier Mompié Beritán dijo:

    Doctor, como siempre impresionante el relato, creo que el mundo ganó un gran ingeniero, pero perdío un gradísimo escritor…

    • meteoradar dijo:

      Nada, hasta ahora me desempeño como Informático y Cartomántico (hago informes y cartas todo el día) ahora cuando me jubile….pallá pal 2037, me dedicaré a la literatura…

  16. Gisell dijo:

    Wao, es una lastima que no habia leido esto antes porque ese hombre tambien es mi heroe. y aunque el sabe cuanto lo quiero y lo admiro, hoy quiero volverlo a decir.
    gracias Orlando de verdad que lo describistes bien.

    • meteoradar dijo:

      Pue sí Gisell, Tomás es mi héroe, es el tipo de Jefe que me inspiraba a trabajary vencer todos los obstáculos, llevar adelante las cosas, es un jefe inspirador y motivador y una excelente persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s