Entre la loma y el mar

camagueyYo soy un hombre de tierra adentro. Yo creo que es lo más tierra adentro que se puede vivir en Cuba. Creo que ningún otro punto está tan alejado del mar como Camagüey (bueno, no soy muy ducho a la Geografía). Por otra parte soy un hombre de llano, Camagüey no tiene lomas ni pa remedio, y sin embargo…Y sin embargo me encantan las lomas y me encanta el mar. Yo diría que vivo atrapado entre la loma y el mar. Mis radares o están cerca de las lomas, o del mar o de ambas cosas. El único en terreno llano lejos del mar es el más cercano a mí: el radar de Camagüey.

1185401692_04-91Cuando subí al Turquino, allá por…bueno, hace más rato que el caraj…me percaté que me fascinaban los paisajes del sur del oriente cubano. Esas lomas majestuosas junto al mar me llenaron los ojos. Después fui a Rusia, y un poco que me olvidé de las lomas y del mar.

Imagen 008Comencé a trabajar en Meteorología y de nuevo cai bajo el hechizo de la loma y el mar: el radar de Casablanca se alza sobre la bahía de La Habana disputándole a su vecino el Cristo la custodia de la ciudad. Así transcurre mi vida, en el eterno peregrinaje del llano camagüeyano a la lancha, y de la lancha a la loma.

f10El radar de Pico San Juan, en la misma cima del Escambray, y en días de poca bruma se vislumbra el mar. El radar de Gran Piedra en plena loma pegada al mar. El radar de La Bajada, que no tiene loma, pero sí tiene mar, igual que el de Punta del Este. El de Pilón, que tiene loma y mar, y el de Holguín que tiene loma, y el mar, aunque no muy cerca, se percibe.

Una vez cuando pequeño, mis padres eran dirigentes del Ministerio del Azúcar en Las Villas, recorríamos toda la provincia constantemente. No sé el motivo, no le encuentro explicación, mi madre no lo recuerda, pero sé que un día visitamos el central Máximo Gómez, y allí estaba, después de un viaje largísimo…la loma y el mar.

Nada, que hay cosas que han de suceder, es el destino, cuando te toca…te toca, y a mi me ha tocado la suerte de la loma y el mar.

 

Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Anécdotas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s