La lluvia, los Meteorólogos y los Cómicos…en serio

Panfilo-SilvaLos vi en la TV en un juego de pelota: Los Cómicos versus los Repentistas. Inicialmente pensé que era una actividad humorística, pero con el decursar del juego me di cuenta que no, que se lo tomaban muy en serio. Eso me gustó, personas cuya profesión nada tiene que ver con el deporte y que deciden emplear sus pocos ratos libres en nuestro pasatiempo-pasión nacional. Me gustó ver cuán cohesionados están, como se ayudan, se alientan unos a otros. Indudablemente un ejemplo de compañerismo y solidaridad poco común. Pues nada, ya me había hecho “amigo-de-Facebook” de Otto Ortiz, y me decidí a soltárselo—oye, ¿por qué no echamos un juego Cómicos versus Meteorólogos?—pensé me diría que no, que ellos tienen siempre una agenda muy apretada, pero me equivoqué rotundamente, me dijo –adelante, llámame y nos ponemos de acuerdo.

radaresInicialmente yo andaba buscando desarrollar iniciativas originales, para propagandizar el 40 aniversario de la puesta en funcionamiento de los tres radares más viejos ubicados en Gran Piedra en la provincia de Santiago de Cuba, en Punta del Este en el Municipio Especial Isla de la Juventud, y en La Bajada, en la provincia de Pinar del Río. Estos radares tienen la característica de ser los únicos de su tipo que aun están funcionando en el mundo entero. Indudablemente, un ejemplo de sostenibilidad tecnológica sin precedentes.

SANYO DIGITAL CAMERALa organización del juego se la encargué al mostro Maroto, ¿a quién si no? Maroto convocó a un equipo de jugadores de la sede del Instituto de Meteorología en Casablanca, y resolvió los aspectos logísticos del estadio. El choque fue pactado para el Changa Mederos el día 22 de marzo de 2013. Yo viajé con mi Lugarteniente-Mostro-Albio (que además es el que maneja el Balamovil), y tres jóvenes ingenieros (Redner, Erick y Sarmiento) del Centro de Radares que radica en Camagüey. Cuando llegó el momento de partir de Casablanca para el Changa quedé gratamente sorprendido por el poder de convocatoria y el entusiasmo que suscitó la iniciativaSANYO DIGITAL CAMERA, todo el que no estaba de turno ese día fue a apoyar a su equipo. En ese momento comprendí que lo de hacer un equipo de Meteorólogos para jugar pelota, trascendía la mera actividad propagandística y revivía el sentido de pertenencia y el orgullo de trabajar en el Instituto de Meteorología sin fronteras provinciales. Lamentablemente, en ese choque sucedió lo que sucedió. Al suspenderse el juego por la lluvia, los meteorólogos y SANYO DIGITAL CAMERAmeteorólogas (para beneplácito de Otto) corrieron para donde estaban los Cómicos a confraternizar con ellos que se vieron “obligados” a posar con la avalancha de meteorólogas y meteorólogos (estos últimos no causaron beneplácito a Otto, pero qué le van a hacer, ellos se deben a su público). Allí le surgió a Otto la idea de un encuentro de polo acuático donde todo el mundo fuera en trusa, hasta las espectadoras-meteorólogas, que a fin de cuentas trabajan muy vinculadas al agua.

Finalmente se efectuó el primer juego, fue en el Changa de nuevo, los camagüeyanos no pudimos ir. Ganó el deporte (así es como dice uno cuando no le queda otra cosa de qué vanagloriarse), porque el juego terminó casi empatado con un reñido marcador de 20-3 a favor de los Cómicos.

albioLos muchachos de Meteorología en Camagüey, que no pudieron asistir esa vez, ya se habían embullado y querían jugar. El mostro-Albio asumió la organización del equipo camagüeyano. Hubo que conseguir pelotas, guantes, bates, y un terreno donde entrenar. El orgullo picó y decidieron de todas-todas hacerse de un uniforme. Comenzaron los entrenamientos y aumentó el rigor. En mi modesta visión, las cosas en el trabajo comenzaron a ir mejor. El tema de la pelota nucleó a personas de diferentes departamentos/provincias que antes apenas si se saludaban por cortesía. Ahora no solo hablan de pelota, hablan de sus respectivos trabajos, se interesan los unos por los otros y se apoyan mucho más. La ciencia no había logrado nuclearlos como lo ha hecho el deporte. Los de acá sintieron en carne propia la derrota del equipo que jugó en La Habana, los de La Habana se deleitaron con el triunfo en Camagüey, pidieron ávidos fotos y videos del juego en Camagüey. Creo que ha surgido algo muy bueno que estábamos necesitando en Meteorología hace rato. No tengo palabras para agradecer a Otto y sus co-equiperos por el toque de unidad que presiento han dado a la Meteorología.

ninjaClaro, hay mucho más que agradecer a los Cómicos. Desde el 82 hemos estado realizando experimentos de incremento artificial de las precipitaciones en Cuba. El método ha sido demostrado científicamente: lanzar yoduro de plata en forma de pequeñísimos cristales que actúan como agentes higroscópicos y absorben la humedad ambiente, formando gotas de agua de un tamaño talque sean capaces de precipitar, de modo que finalmente se convierten en lluvia. Para estos trabajos se emplean aviones especialmente equipados con lanzadores de piro-cartuchos rellenos de yoduro de plata. Es un método caro. Y hete aquí, estimado lector, que los Cómicos han hecho llover un par de veces, pero no aguacerito, no, tronco de aguacero. Na, no me jodan que aquí no hay casualidad. Se acabó el abuso, el gasto de combustible de los aviones, los radares, los científicos-físicos-meteorólogos analizando datos…se acabó, planificamos un juego con los Cómicos y hay 50% de probabilidades de que llueva. En la foto adjunta El Ninja explica ante las cámaras y micrófonos de TV Camagüey cómo ponen ellos las manos para lograrlo.

Pero bueno, como siempre…desvarío. Quería hacer una última observación sobre los Cómicos. En el juego en Camagüey sufrieron una inesperada derrota, es decir ellos no lo esperaban, pero ya yo les había advertido que estábamos preparando lanzamientos Captureespeciales. Jorge Rosas, joven Licenciado en Meteorología, aun en adiestramiento en el Grupo de Óptica Atmosférica, graduado del Instituto de Ciencias y Tecnologías Aplicadas (el que radica en la Quinta de los Molinos), se preparó siguiendo su propia óptica, y aprovechando los conocimientos de su carrera, le aplicó a los lanzamientos el movimiento que llevan los huracanes (que un día el Doctor Trayectoria_DennisRubiera me mostró con la trayectoria del huracán Georges, captado por el radar de Camagüey, y me explicó que se llamaba movimiento trocoidal, ver foto adjunta), así que estimados Cómicos, atiendan mejor las explicaciones que da el Doctor Rubiera en la TV cuando hay huracanes. Además…la enorme mayoría de los jugadores de los Met, son jovencitos de menos de 30 años, que hasta el otro día andaban mataperreando y jugando pelota por los barrios del Camagüey Legendario.

Y ahora…de nuevo al campo de pelota que dirá la última palabra: martes 24 de marzo a las 7:30 PM en el Estadio Cándido González de Camagüey.

Anuncios

Acerca de meteoradar

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Anécdotas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s